Constelaciones Organizacionales: también para pymes y autónomxs

6 marzo, 2024

Isabel Jiménez

“Lxs clientxs necesitan percibir claridad y armonía para acercarse a un negocio, y para repetir o recomendarlo..Bert Hellinger.

Maite, 45 años. Después de trabajar por cuenta ajena desde su etapa de aprendiz, consiguió abrir su propio centro de estética. Tiene dos empleadas, un bonito centro situado en una calle muy céntrica de su barrio, en Barcelona. Además de toda su experiencia, se ha formado a consciencia, trabaja con productos de primera calidad, es rigurosa y exigente en su forma de trabajar, así como amable y cercana con su clientela.

Pero no va. El negocio no va. Hay poca clientela, y aunque muchas personas dicen sentirse satisfechas con el servicio y trato recibidos, no regresan, ni traen nuevos clientes.

Maite había oído hablar de las constelaciones organizacionales pero pensaba que estaban dirigidas a grandes empresas, grandes equipos de trabajo. Cuando se enteró de que también se constelan pequeños negocios, incluso negocios unipersonales, se decidió a constelar su centro.

Lo que mostró la constelación fue que Maite no había cerrado correctamente el vínculo con su jefa anterior, con la que se sentía en una deuda de gratitud por todo lo que había aprendido con ella, y con una cierta culpabilidad por haberla “dejado”. Por otra parte, había cierta rivalidad y malestar entre sus dos empleadas, que ella había detectado pero no se atrevía a confrontar, por su falta de experiencia y madurez en el campo de la dirección de personas.

En la constelación, aplicamos los cuatro pasos necesarios para cerrar bien una etapa:
– Mirar (observar con consciencia)
– Reconocer lo que nos han dado,
– Agradecer todo lo que hemos recibido,
– Y honrar y integrar toda esta experiencia en nuestra vida, lo cual nos da experiencia y fuerza para el siguiente proyecto.

Si no se cierran correctamente las etapas, se dejan ciclos abiertos y una parte de nosotros se queda atascada, conectada con lo anterior, y así perdemos energía para lo nuevo. Son como fugas de energía, como si el nuevo proyecto captara que uno no está con toda la energía disponible. Y esto es un obstáculo para el éxito, porque para tener éxito necesitamos el 100% de nuestra energía.

También se puso orden entre las dos empleadas, según su orden de llegada al negocio y su lugar jerárquico en el mismo, ya que una de ellas tenía algo más de antigüedad y responsabilidad, elementos que inciden en el equilibrio del sistema.

Las constelaciones organizacionales pueden aplicarse a todo tipo de negocios: grandes empresas, pymes, actividades unipersonales, artistas, terapeutas,… Cualquier actividad con la que queremos generar ingresos y vivir de ella.

¿Quieres ampliar las posibilidades de éxito de tu negocio, poniendo orden y saneando los asuntos personales inconscientes que puedan estar afectándolo? ¡Pídeme una charla informativa gratuita! 

Puedes contactar conmigo aquí

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a mi Newsletter y obtén GRATIS el e-book: Claves para tu Bienestar.

 

Descubre cómo la Terapia Gestalt te puede ayudar a cultivar tus recursos personales para conseguir un mayor bienestar vital.

En el newsletter encontrarás ideas, sensaciones y reflexiones que te acompañaran en tu proceso.

He leído y acepto / He llegit i accepto

¡Gracias! Te has suscrito correctamente!

Pin It on Pinterest